Open/Close Menu Despacho de abogados de Madrid especialistas en derecho de familia, matrimonial así como mercantil, laboralista y penal

ARTICULOS DE OPINION Y ACTUALIDAD JURIDICA

AUTOR: CESAR T MARTIN – Socio Director Abogados&Personales

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS : CESAR T MARTIN

 

LOS DIVORCIADOS NO ESTÁN EXCOMULGADOS

En el mes de agosto de 1999, Juan Pablo II proclamó que el Cielo o el Infierno no eran lugares físicos, sino estados de ánimo, de ausencia de Dios el Infierno, de presencia de Dios el Cielo. Tales teorías las venían argumentando los teólogos más sabios desde hacía medio siglo, pero ningún Papa se había atrevido a tanto. Ahora, llega el Papa Francisco, argentino (Juan Pablo era polaco: a la Iglesia romana le viene bien elegir pontífices fuera de casa), y abre un debate (o lo parece) en la inamovible teoría vaticana de que el matrimonio es para siempre (“hasta que la muerte os separe”), y que como consecuencia, separados o divorciados, hombres o mujeres, no pueden acercarse a recibir la comunión, el  sacramento cristiano.

El Papa Francisco no ha vuelto a decir nada en esta primera catequesis de los miércoles tras su breve descanso veraniego, ni se espera que lo haga sin antes escuchar el próximo octubre la opinión general del sínodo de las familias iniciado el curso pasado con una encuesta general en todo el orbe católico y con una primera reunión exploratoria de prelados y expertos en el Vaticano. De momento, nada más escucharle se alzaron voces muy críticas, en la idea de que este Papa está relajando la doctrina de la indisolubilidad del matrimonio, que sectores conservadores creen inatacable. “Los adúlteros pertenecen a la Iglesia, como el resto de personas en pecado mortal que sin arrepentimiento se van de cabeza al infierno. En el infierno hay sacerdotes pecadores, pero para los que cambian la doctrina traicionando a Cristo hay un sitio especial. Las puertas abiertas… y la Palabra de Dios arrinconada”, saludó las palabras del Papa a media tarde un periódico muy eclesiástico a la antigua.

Francisco es un Papa que tiene descolocados a esos sectores, varios cardenales y obispos incluidos. El Papa ratifica lo sabido: Primero: quienes han fracasado en su primer matrimonio y se casan de nuevo no están excomulgados, y no deben ser tratados como tales. Segundo: tales situaciones “contradicen el sacramento cristiano”, la Iglesia lo “sabe bien”, pero además de ser maestra, la Iglesia tiene un corazón de madre, que busca la salvación de todos, sin excluir a nadie. Tercero: el Papa pide a sus sacerdotes que diferencien entre quien ha sufrido la separación y quien la ha provocado, en línea con lo sugerido en el pasado sínodo por los prelados aperturistas, en su cabeza el cardenal Kasper, sugiriendo salidas personalizadas para cada situación. Miles de sacerdotes ofrecen la hostia consagrada a feligreses divorciados, de buena fe.

 

Edita: Gabinete de Comunicación Bufete Velázquez 27. Editor César Tomás Martín, Socio Director.

 

Puntúa esta publicación
CategoryNoticias
logo-footer

                   

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies