¿Qué es un protocolo familiar?

En los casos señalados de existencia de empresa familiar, que se ve afectada por un proceso de divorcio de sus titulares, pero también en casos en los que la titularidad de diferentes activos productivos o actividades profesionales de los cónyuges en separación, se precisa una adecuada PLANIFICACIÓN de la realidad cotidiana del proceso de divorcio y también con posterioridad a esta fase, que se lleva a cabo mediante un Protocolo familiar.

En muchas ocasiones, los protocolos familiares, exigen la celebración de reestructuraciones societarias, ADAPTACIONES de la titularidad de los negocios, o de transmisiones de participaciones o acciones de las sociedades familiares, como sistemas de adecuación de la empresa a la nueva situación divorcial.

También son frecuentes las adaptaciones de los órganos de GOBIERNO de las sociedades familiares, para adecuar los criterios de mando, administración y dirección empresarial al divorcio. Esta adaptación debe procurarse también mediante protocolos familiares.

Este sistema de organización presente y futuro de las realidades económicas y productivas del matrimonio, mediante la suscripción de un PROTOCOLO FAMILIAR, resulta imprescindible a veces para articular adecuadamente el proceso de divorcio, y deviene sin efecto una vez liquidada la sociedad ganancial.

Puntúa esta publicación
CategoryDivorcio
logo-footer

                   

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies