Open/Close Menu Despacho de abogados de Madrid especialistas en derecho de familia, matrimonial así como mercantil, laboralista y penal

Supongamos que usted o alguien cercano han sido víctimas de un delito, por ejemplo, un robo, estafa o similar. Quiere que se emprendan acciones legales contra el infractor, pero desconoce quién es exactamente. ¿Sabe cómo puede resolverse esta situación?

Desde el punto de vista penal existen dos acciones distintas para este tipo de casos, que son la denuncia y la querella. De ellas, la denuncia tiene la particularidad de ser anónima, es decir, que no es obligatorio saber la identidad de la persona denunciada. Por eso, aunque usted no sepa exactamente quién cometió el delito, podrá acudir a una Comisaría de Policía y denunciar lo sucedido. Por ejemplo: a María le han entrado a robar en su casa, pero no sabe quién ha sido. Igualmente, María podrá presentar una denuncia por los hechos ocurridos.

Muchas personas tienen dudas con este tema e incluso dejan de interponer denuncia porque creen que no tiene sentido hacerlo al no saber el nombre de la otra parte, pero como vemos, esto no tiene que ser un obstáculo. Es tarea de los Cuerpos de seguridad hacer una investigación (si hay indicios fundados) y dar con la persona o personas que participaron en los hecho delictivos.

Tenga en cuenta que con un denuncia no se forma parte del proceso judicial, por lo que la policía no está obligada a comunicarle el resultado del mismo. Con las querellas, sin embargo, sí que seremos considerados parte procesal y nos informarán de dicho resultado. Le recomendamos que, siempre que haya sido víctima de un delito, se ponga en contacto lo antes posible con un abogado especializado en Derecho penal. En nuestro Despacho de Madrid nuestros abogados penalistas podrán analizar su caso y tomar las medidas judiciales que sean pertinentes para ayudarle, por lo que no dude en llamarnos o contactar a través de nuestra web.

Es frecuente que en el día a día escuchemos la palabra denuncia y la asociemos directamente a un proceso judicial. Sin embargo, para los abogados penalistas esta expresión está limitada y tiene unas características que la diferencian de la querella.

Las denuncias tienen carácter anónimo, lo que quiere decir que no conocemos la identidad de la persona contra la que nos dirigimos. Por ejemplo: hemos sufrido un robo en el que nos han sustraído la cartera, pero no sabemos quién ha sido. En este caso interpondremos una denuncia ante la Policía, Cuartel de la Guardia Civil o Juzgado de Guardia de la localidad donde se encuentra el denunciante. Hay que tener en cuenta que en las denuncias no formaremos parte del proceso judicial (si es que llega a producirse) por lo que la policía no tiene obligación de comunicarnos el resultado. Para presentar una denuncia no es necesario llevar procurador ni abogado, aunque si tenemos alguna duda es conveniente consultar con uno.

Las querellas, en cambio, son un documento que van dirigidos contra una persona identificada. Por ejemplo: una mujer quiere denunciar a su pareja por violencia de género. En estos casos sí que formaremos parte del proceso judicial, el cual deberá producirse obligatoriamente. Al formar parte de dicho proceso, seremos informados del resultado del mismo. Además tendremos que contar con la asistencia de un abogado y de un procurador.

Lo que tienen en común ambos conceptos es que se llevan a cabo ante la Jurisdicción Penal. Si en cambio estuviéramos ante un proceso de tipo Civil tendríamos que presentar una demanda, como ocurre con las demandas de divorcio.

Esperamos que esta información le haya sido de utilidad. Recuerde que en caso de dudas puede ponerse en contacto con nuestros abogados penalistas de Madrid tanto por teléfono como a través de nuestra web. Le atenderemos encantados.

En la actualidad es muy habitual escuchar los términos “demanda”, “denuncia” y “querella” siendo habitual confundir los tres cuando no se es especialista en derecho. Nuestros clientes nos preguntan a menudo acerca de las diferencias entre

Desde nuestro despacho de abogados de Madrid le explicamos las diferencias entre los tres.

Tanto la denuncia como la querella forman parte de la vía penal, aunque tienen sus diferencias.

Denuncia

Se interpone siempre ante la policía. Para hacerlo no es necesario conocer el nombre del denunciado, es decir, contra quién se dirige la denuncia. Por ejemplo las denuncias se presenten cuando hemos sufrido un robo o hemos sido víctimas de un acto delictivo, en el que en muchas ocasiones no conocemos la identidad del autor. A partir de nuestra denuncia se iniciarán las correspondientes actuaciones policiales, que podrán dar como resultado o no un proceso judicial. En el segundo caso el denunciante no formará parte de dicho proceso aunque sí se le informará del resultado del mismo.

Querella

La querella se presenta contra una persona que sí tenemos identificada. Por ejemplo cuando creemos ser víctimas de delitos contra el honor. En estos casos sí habrá un procedimiento judicial en el que además el querellante será parte del mismo.

Demanda

Se trata de aquella actuación que se lleva a cabo por la vía Civil, diferenciándose así de las otras dos (denuncia y querella).

En las demandas es necesario que se conozca el nombre de ambas partes, tanto el demandante como el demandado, por tanto, no pueden ser de naturaleza anónima.

Si cree que sus derechos han sido violados, no dude en contactar con nuestro bufete de abogados de Madrid para solicitar asesoramiento legal acerca de la mejor forma de proceder en la defensa de sus intereses.

En nuestro despacho encontrará abogados con años de experiencia a sus espaldas que podrán ayudarle en cualquier asunto de índole legal, de forma eficaz y personalizada.

logo-footer

                   

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies