–   El acto que consiste en desalojar físicamente a los ocupantes de la vivienda o local, se llama lanzamiento.

–   Al acto del lanzamiento acuden:

            1.- El propietario
            2.- Una representación del Juzgado (o Comisión Judicial)
            3.- Un cerrajero

–   El fin del lanzamiento es volver a tomar posesión del inmueble, procediendo a entrar en el inmueble (si es necesario por la fuerza y bajo la asistencia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o la Policía Municipal) y cambiar la cerradura o protecciones de acceso al inmueble.

–   No es necesaria legalmente la asistencia del abogado, pero sí es recomendable.

–   Con antelación se debe proveer por el Procurador la asistencia de un cerrajero. 

–   El proceso del lanzamiento se efectúa de la siguiente forma:

            1.- El funcionario llamará a la puerta, para saber si hay alguien en la vivienda o local.

            2.- De estar ocupado el inmueble, se comunica al ejecutado y a quienes con él compartan el uso del inmueble que se procede a lanzarles, instándoles a que abandonen de             inmediato el inmueble.

            3.- En caso de negarse a ello, el funcionario solicitará la intervención de la fuerza pública, para que procedan al desalojo forzoso.

            4.- De no estar ocupado el inmueble, el funcionario autoriza al cerrajero a forzar la cerradura y abrir la puerta.

            5.- Una vez dentro, se revisa   el inmueble, comprobando si falta o deterioro o menoscabo de elementos infraestructuras o instalaciones y mobiliario en su caso.

            6.- De haber deterioros u otras incidencias se hará constar en el acta de lanzamiento.

            7.- Si se hallan bienes propiedad del demandado que éste no hubiese retirado, se entienden abandonados a todos los efectos.

            8.- Finalmente, el funcionario levanta el acta de lanzamiento, que firma el procurador, así como el cerrajero cuya identidad se hará constar.
 
–   Conseguir recuperar la posesión del inmueble es a veces la mayor intención de un propietario al que no se le retribuyen las rentas. Garantizar que el lanzamiento se produzca y además se verifiquen de forma simultánea el estado del inmueble, y puedan ser ulteriormente reclamadas las deficiencias del inmueble tras el lanzamiento, obviamente dependen de una adecuada asistencia jurídica en este proceso. Bufete Velázquez.

logo-footer

                   

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies