-Toda persona física o sociedad que se encuentra en una situación de
insolvencia que le impide satisfacer sus deudas podrá acogerse al
concurso, y declararse “concursado” ante los Tribunales.

-Están legitimados para presentar ante el Juzgado la solicitud de concurso:
1.- El deudor, bien sea persona natural o persona jurídica, (concurso voluntario) o
2.- Sus acreedores u otros legitimados (concurso necesario).

-Las acciones que debe llevar a cabo el Administrador de una empresa insolvente son las siguientes:
1.-  Si el patrimonio queda reducido a una cantidad inferior a la mitad
del capital social, deberá convocar Junta General en el plazo de dos
meses
2.- El fin de la Junta será alguno de los siguientes:
a.- Restablecer el capital social de aquellas sociedades que hubieran
dejado reducido su patrimonio a una cantidad inferior a la mitad del
capital social
b.- Adoptar el acuerdo de disolución.
c.- Solicitar la declaración de concurso por consecuencia de pérdidas
que dejen reducido el patrimonio a la mitad del capital social.

-La convocatoria de la Junta para declarar el concurso podrá realizarse de estas formas:
1.- Cualquier socio podrá requerir a los administradores para que se
convoque la Junta si, a su juicio, existe causa legítima para la
disolución, o para el concurso.
2.- Los administradores están obligados a solicitar la disolución
judicial de la sociedad cuando el acuerdo social fuese contrario a la
disolución o no pudiera ser logrado.
3.- La solicitud de la Junta habrá de formularse en el plazo de dos
meses a contar desde la fecha prevista para la celebración de la Junta.

-Los efectos del incumplimiento del administrador de la obligación de convocar en el plazo de dos meses la Junta General:
1.-  Responderán solidariamente de las obligaciones sociales  
2.- Responderán igualmente los administradores que no soliciten la
disolución judicial o, si procediere, el concurso de la sociedad, en el
plazo de dos meses a contar desde la fecha prevista para la celebración
de la Junta, cuando:
a.- La Junta no se haya constituido, o
b.- Desde el día de la Junta, cuando el acuerdo hubiera sido contrario a la disolución o al concurso.

-El argumento para poder solicitar un concurso voluntario por el deudor deberá ser:
1.- Un endeudamiento debidamente justificado
2.- Una insolvencia, ya sea actual o inminente.  

-El Concurso voluntario se debe fundamentar en alguna de las siguientes razones:
1.- Justificación del endeudamiento y estado de insolvencia actual
2.- Estado de insolvencia inminente, es decir cuando el deudor que
prevea que no podrá cumplir regular y puntualmente sus obligaciones

logo-footer

                   

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies