–   Cuando uno o ambos cónyuges son empresarios el divorcio llega a la empresa familiar, o a la actividad profesional que sirve de sustento a la familia.

–   El divorcio en caso de que uno de los cónyuges, o ambos, ejerzan actividades por cuenta propia, o sean partícipes de sociedades mercantiles –de operar el régimen ganancial- será necesario dar solución a problemáticas que exceden del derecho de Familia, y se adentran en el derecho mercantil.

–   Será necesario adecuar los efectos del divorcio a los efectos de una separación de bienes o derechos empresariales, ello bajo las condiciones reguladas en la Ley de Sociedades de Capital, y en el Código de Comercio.

–   Somos expertos en empresa familiar y conocemos muy bien cómo solucionar los efectos empresariales de la crisis matrimonial.

–   Nuestro Bufete Velázquez es fundador de la plataforma AEF – Abogados de Empresa Familiar.
 
–   Nuestra experiencia es absoluta en la implicación mercantil del Derecho de Familia. Mercantilistas y Matrimonialistas juntos para dar soluciones globales y eficientes.

logo-footer

                   

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies