El Convenio Regulador es el documento más importante que se aporta junto a la demanda de divorcio. Su importancia se debe a su contenido, ya que recoge de qué forma se van a articular los principales acuerdos a los que llegue el matrimonio y que afectarán tanto a este como a sus hijos en común…

Cuando se produce el divorcio, una de las decisiones sobre las que el matrimonio deberá llegar a un acuerdo, o, en defecto de este, sea el Juez quién decida, es acerca del tipo de custodia que se establecerá para los hijos menores o dependientes en común. La guarda y custodia puede recaer sobre uno solo…

Cuando se finaliza la relación laboral a causa de un despido por parte de la empresa y, en función del tipo de despido realizado, el trabajador tendrá derecho al cobro de una serie de conceptos, entre los que se incluye el finiquito y la indemnización. Existe una diferencia entre ambos, que muchas veces no queda…

Los delitos de injurias y calumnias se confunden a menudo. Se trata de dos términos de uso habitual en medios de comunicación que no significan lo mismo, por lo que, desde nuestro despacho de abogados de Madrid, consideramos útil explicar sus diferencias.

Ambas, tanto la injuria como la calumnia, se consideran delitos contra el honor, y como tal, se hayan recogidos en el Código Penal.

El honor es un derecho que la Constitución Española reconoce expresamente:

"Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen".

La calumnia es la imputación por parte de una persona hacia otra de la comisión de un delito, aún a sabiendas de que esto no es cierto.

Si una persona acusa a otra por ejemplo de haber robado un objeto, sabiendo que esto es incierto, estaríamos ante un delito de calumnia.

Las consecuencias penales para quién sea condenado por este delito pueden rondar la pena de prisión de seis meses a dos años o bien una multa de seis a doce meses. Dicha multa podrá incrementarse de doce a veinticuatro meses si esta calumnia se ha realizado con publicidad.

La injuria supone que una persona actúa o expresa algo que lesiona la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su estimación. Por ejemplo, si una persona insulta gravemente a otra estaríamos ante un delito de injurias.

Para que la acción sea considerada un delito, los tribunales consideran que se ha de tratar de un insulto considerado grave por el conjunto de la sociedad. No valdría por tanto cualquier insulto o frase que pudiera ofender a la persona pero que no entrañase la gravedad requerida.

Las penas para los delitos de injurias oscilarán entre los tres a siete meses de multa o bien de los seis a los catorce si las injurias se han vertido con publicidad.

Si siente que su derecho al honor se está violando o bien se siente gravemente insultado por una o varias personas, tiene derecho a defenderse legalmente. Contacte con nuestros abogados penalistas de Madrid para recibir asesoramiento inmediato y le explicaremos de qué forma puede actuar.

Las causas que motivan un divorcio pueden ser muy variadas. El divorcio puede ser de mutuo acuerdo, es decir, ambos cónyuges están conformes con llevarlo a cabo, o bien pueden iniciarse a instancias de una sola de las partes. La infidelidad es uno de los motivos más habituales para el divorcio. Por infidelidad entendemos la…

Tras el fallecimiento de un ser querido se han de tomar una serie de decisiones legales relativas a la herencia. La legislación y gestiones que rodean a las herencias puede ser algo compleja y suele generar muchas dudas. Desde nuestro despacho de abogados de Madrid queremos aclarar algunas de ellas. Con respecto a una herencia,…

Habitualmente, las desavenencias que surgen en el entorno laboral, entre trabajador y empresario, se dirimen en la jurisdicción laboral. Por ejemplo, cuando se produce un despido con el que el trabajador no está conforme, o cuando se modifican las condiciones del contrato de forma unilateral por parte del empresario, o se incumple alguna de las condiciones del contrato o el convenio.

Pero, en algunas ocasiones, determinadas actuaciones trascienden la jurisdicción laboral, pudiendo ser tratadas por la vía penal. En estas ocasiones, deberá contar con el asesoramiento y defensa legal experto de un abogado penalista, como el que encontrará en nuestro despacho de Madrid.

En el Código Penal español se recogen una serie de delitos contra los trabajadores. Existen por tanto determinadas conductas que pueden ser constitutivas de delito como son:

A quiénes, mediante engaño o abuso de situación de necesidad, impongan a los trabajadores a su servicio condiciones laborales o de Seguridad Social que perjudiquen, supriman o restrinjan los derechos que tengan reconocidos por disposiciones legales, convenios colectivos o contrato individual.

El tráfico de mano de obra también se considera delito.

También puede tener consideración de delito el dar trabajo simultáneamente a un grupo de trabajadores sin comunicar la preceptiva alta en la Seguridad Social o sin haber obtenido la autorización de trabajo.

En España, los trabajadores gozan de una serie de derechos que están protegidos tanto por la legislación de índole laboral como por la penal.

Si usted cree que se están vulnerando sus derechos, debe contactar de inmediato con un abogado que pueda ayudarle a defenderlos. En función de la gravedad y tipo de acciones necesitará un abogado laboralista o un abogado penal.

En nuestro despacho de abogados de Madrid contamos con un equipo de abogados multidisciplinar en el que podrá acceder a abogados de todas las áreas. Contacte ya con nosotros para solicitar asesoramiento legal.

Como abogados penalistas en Madrid somos conocedores de lo que, por desgracia, son casos cada vez más habituales de violencia de género.

La violencia de género es un delito que sigue en vigencia en nuestro país, donde las cifras no dejan dudas, incrementándose año tras año.

Para acabar con esta lacra, además de medidas educativas, es necesario que se articulen las herramientas y recursos necesarios para ofrecer una total protección a la víctima de violencia de género.

La ley Orgánica 1/2004 define la violencia de género como “toda violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quiénes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”

Lo que podemos extraer de esta definición es que necesariamente el sujeto activo, es decir, quién ejerce violencia, ha de ser un hombre, y el sujeto pasivo, o lo que es la mismo, la víctima, es la mujer.

Para ser víctima de violencia de género, la mujer no tiene que ser necesariamente su actual pareja, pudiendo haberlo sido en un momento anterior. De igual forma, para ser considerado como violencia de género no es necesario que agresor y víctima convivan juntos.

Como delito que es, la violencia de género es tratada en la jurisdicción de lo penal. Por ello, sin nos vemos involucrados en este tipo de delito debemos recibir asistencia legal por parte de un abogado penalista con experiencia, como el que encontrará en nuestro despacho de abogados de Madrid.

Es importante distinguir entre la llamada violencia de género de la llamada violencia doméstica. Esta última hace alusión a aquel tipo de violencia que se ejerce sobre alguna de las personas que conviven en el núcleo familiar, bien sean hijos, hermanos, padres etc.

Cuando una persona se enfrenta a una situación de violencia de género es imprescindible que actúe para que entren en juego todas las herramientas legales y de otro tipo encaminadas a su protección y a que cese la situación que se vive.

Si usted, o alguien de su entorno cercano, está viviendo esta situación, es importante que emprenda las medidas necesarias para acabar con esta situación.

Contacte con nuestros abogados penalistas de Madrid para obtener asesoramiento legal inmediato

Cuando se tiene pensado formalizar el alquiler de una vivienda o local es más que recomendable redactar un contrato de alquiler en el que se recojan las características del contrato y las condiciones del mismo. Aunque los contratos verbales tienen validez desde el punto de vista legal, siempre es preferible que todo lo acordado quede…

Los últimos años en los que España ha estado inmersa en una crisis económica, acompañada de una bajada acusada del precio de la vivienda, han provocado que muchas familias se vean incapaces de hacer frente a la obligación de pago del préstamo hipotecario constituido durante la compra de su vivienda. Debido a esta situación, se…

logo-footer

                   

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies