Las redes sociales han revolucionado nuestra forma de comunicarnos y tienen útiles ventajas. Sin embargo, también pueden darse situaciones desagradables, por ejemplo cuando nos insultan o recibimos un comentario vejatorio. ¿Qué podemos hacer en estos casos? ¿Qué mecanismos ofrece la Ley para defender nuestros derechos?

Debemos partir de que si somos víctimas de algún tipo de insulto, la legislación protege nuestro Derecho al honor. Se trata de un derecho Constitucional, recogido en el artículo 18 CE: Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen (...). Por ello en el Código Penal existen unos delitos, llamados de injurias y de calumnias, que sirven precisamente para proteger el honor de cualquier persona. Estos delitos son aplicables tanto si la conducta se hace en la vida ‘real’ como si se hace a través de redes sociales, algo que no todo el mundo conoce. Por eso debemos tener presente que Lo que es delito en la vida real también lo es en la vida virtual.

Las calumnias se recogen en los artículos 205 y siguientes: Es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad (artículo 205).

Por su parte, las injurias aparecen recogidas en los artículos 208 y siguientes: Es injuria la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. Solamente serán constitutivas de delito las injurias que, por su naturaleza, efectos y circunstancias, sean tenidas en el concepto público por graves (...)(artículo 208).

Qué podemos hacer

Hay dos tipos de medidas que podemos tomar frente a estas situaciones:

  • Extrajudicialmente, podemos pedir al autor de los insultos o vejaciones que retire el contenido que nos perjudica. Además, también podremos bloquear al usuario.
  • Si el autor no retira el contenido, entonces podemos iniciar acciones judiciales y acudir a los Tribunales. Es importante recopilar pruebas de lo que ha sucedido, ya sea a través de fotografías, identificación de perfil del autor, etc., aunque lo más recomendable es que se levante acta notarial de lo sucedido.

En estos casos es fundamental contar con el asesoramiento de un abogado penalista, para que estudie el caso concreto y nos oriente de forma personalizada. Por ello, si cree que su derecho al Honor ha sido vulnerado, tanto si ha ocurrido en la vida cotidiana como en las redes sociales, no dude en contactar con nuestro despacho de abogados de Madrid.

En este artículo nos gustaría explicar los diferentes efectos que produce un matrimonio religioso; en concreto, aquellos que se celebran por la Iglesia católica (matrimonios canónicos). Estos matrimonios tienen, evidentemente, una serie de efectos religiosos, de forma que ambas personas quedarán casadas ante Dios. Esto implica, entre otras cuestiones, que los cónyuges no pueden solicitar…

Estamos en época estival y, por ello, muchas dudas legales surgen en torno a la cuestión de las vacaciones. En este caso queremos centrarnos en aquellos trabajadores que están a tiempo parcial: ¿tienen derecho a vacaciones? ¿Cómo se regulan? Según el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 38, ‘El periodo de vacaciones anuales retribuidas,…

En el ámbito penal existen unas circunstancias, llamadas eximentes, que como su nombre indica sirven para eximir de responsabilidad criminal. Esto implica, por tanto, que no se aplicará ninguna pena. Las eximentes aparecen tasadas en el artículo 20 del Código Penal. Así, están exentos de responsabilidad criminal: El que al tiempo de cometer la infracción…

La adquisición de un inmueble es una cuestión importante, tanto por el dinero invertido como por el hecho de que normalmente solo se hace una o dos veces en nuestra vida. Como la compra de una vivienda suele llevar aparejada una hipoteca, es mejor que estemos bien informados de ella y que sepamos cómo debemos…

La pensión de alimentos se establece tras un procedimiento de separación o divorcio en el que hay hijos menores, especialmente, si se da el caso de que existe un progenitor custodio y otro no custodio. Esta pensión se irá abonando a lo largo de los años, para pagar los gastos del niño: alimentación, vestido, etc….

Si una persona solicita la incapacidad permanente, pueden ocurrir dos cosas: que nos sea concedida o que nos sea denegada. Cuando se da este segundo escenario, además de la preocupación lógica, es normal que la persona se plantee si puede reclamar y cómo debe hacerlo. Por eso, le invitamos a seguir leyendo el siguiente artículo….

La orden de alejamiento es una herramienta muy útil en casos con presencia de violencia de género. Como es habitual que existan dudas con el tema, a continuación queremos destacar los aspectos más relevantes del mismo.

Debemos partir de que las órdenes de alejamiento son un tipo de medida privativa de derechos, reguladas en el artículo 39 del Código Penal. Hay que tener en cuenta que una orden de alejamiento puede ser impuesta de dos formas:

  • Mediante Sentencia judicial;
  • Como medida cautelar, con el fin de proteger a la víctima mientras dure el proceso penal.

En cualquiera de los casos, la persona que haya recibido esta pena deberá abstenerse de aproximarse a la víctima, en la distancia que haya señalado el Juez y tampoco podrá comunicarse con ella por ningún medio (informático, telemático, etc). Hay que tener en cuenta que los delitos en los que puede establecerse la orden de alejamiento, están tasados por Ley. Esto quiere decir que podrá aplicarse cuando estemos ante alguno de estos delitos:

  •     Homicidio.
  •     Aborto.
  •     Delito de lesiones.
  •     Contra la libertad (amenazas, acoso...)
  •     Torturas y contra la integridad moral.
  •     Trata de seres humanos.
  •     Delitos contra la libertad sexual.
  •     Delitos contra la intimidad (como el allanamiento de morada).
  •     El derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio.
  •     Delitos contra el honor.
  •     Delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico.

Por último, queremos señalar que el Juez puede establecer mecanismos para verificar que se cumple la orden de alejamiento, por ejemplo, mediante el uso de pulseras que avisan de la localización. En caso de incumplirse lo establecido estaríamos ante un delito de quebrantamiento de condena, castigado con prisión de 6 meses a 1 año.

Si esta información le ha parecido útil, recuerde que puede hacernos llegar sus comentarios. Además, nuestro equipo de abogados penalistas está siempre disponible para cualquier consulta que necesite hacer sobre esta u otras cuestiones.

¿Sabe que las personas jurídicas, como por ejemplo las empresas y entes con personalidad jurídica, pueden tener responsabilidad penal por sus actos?

En efecto, desde el año 2015, el Código Penal sufrió una modificación que extendió la responsabilidad penal también a las personas jurídicas, algo que a hasta entonces solo se daba en personas físicas. Por tanto, si una empresa u organización incumple la Ley, se vería expuesta alguna de las consecuencias que señala el artículo 33.7:

  • Multa por cuotas o proporcional.
  • Disolución de la persona jurídica. La disolución producirá la pérdida definitiva de su personalidad jurídica, así como la de su capacidad de actuar de cualquier modo en el tráfico jurídico, o llevar a cabo cualquier clase de actividad, aunque sea lícita.
  • Suspensión de sus actividades por un plazo que no podrá exceder de cinco años.
  • Clausura de sus locales y establecimientos por un plazo que no podrá exceder de cinco años.
  • Prohibición de realizar en el futuro las actividades en cuyo ejercicio se haya cometido, favorecido o encubierto el delito. Esta prohibición podrá ser temporal o definitiva. Si fuere temporal, el plazo no podrá exceder de quince años.
  • Inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas, para contratar con el sector público y para gozar de beneficios e incentivos fiscales o de la Seguridad Social, por un plazo que no podrá exceder de quince años.
  • Intervención judicial para salvaguardar los derechos de los trabajadores o de los acreedores por el tiempo que se estime necesario, que no podrá exceder de cinco años.

Dado que estas consecuencias pueden ser bastantes graves y conllevan un gran perjuicio para la persona jurídica, recomendamos asesorarse siempre por medio de un abogado penalista.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que esta responsabilidad penal solo puede darse frente a determinados tipos de delitos, como los delitos informáticos, las estafas, blanqueo de capitales, etc. Se trata de delitos que se encuentran recogidos a lo largo de todo el Código Penal, por lo que no los encontramos en un único artículo.

Y recuerde que una de las formas de evitar la citada responsabilidad de la empresa es a través del Compliance, es decir, un sistema para prevenir los hechos delictivos y realizar una vigilancia adecuada del cumplimiento de las normas. Si desea saber más sobre este estema, puede indicárnoslo poniéndose en contacto con nuestro Despacho de Madrid, donde resolveremos todas sus dudas.

¿Se ha preguntado alguna vez si sería posible tener un contrato de trabajo aunque no esté escrito? La mayoría de nosotros asociamos esta cuestión a contratos por escrito, por lo que responderíamos negativamente ante la pregunta formulada. Sin embargo, bajo determinadas condiciones, lo cierto es que el Estatuto de los Trabajadores sí permite los contratos…

logo-footer

                   

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies