En la Ley de Seguridad Social se establecen dos tipos distintos de prestaciones: las contributivas y las no contributivas. Pertenecen al primer grupo las prestaciones para las cuales se tenga cotización suficiente; mientras que pertenecen al segundo aquellas que, aunque el trabajador haya cotizado, no tenga el mínimo suficiente. Prestación por desempleo La prestación por…

logo-footer

                   

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies